¿Qué pasa si un bebé de 4 meses ve la tele?

Vídeos sensoriales para bebés, buenos o malos

Muchos de nosotros entregamos los teléfonos inteligentes o las tabletas a nuestro pequeño, o encendemos la televisión, para conseguir un poco de paz y tranquilidad. Pero, ¿cuánto tiempo de pantalla es demasiado? ¿Cuáles son los pros y los contras? ¿Y qué debemos saber los padres?

La mayoría de nosotros tenemos mucha tecnología en nuestros hogares: teléfonos inteligentes, tabletas, televisores, ordenadores portátiles y consolas de juegos, por nombrar algunos. Sin embargo, el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla puede ser un tema controvertido, ya que los padres suelen tener opiniones muy firmes al respecto.

Décadas de investigación sobre el tiempo frente a la pantalla han revelado asociaciones con resultados de desarrollo tanto positivos como negativos (véase más abajo). Pero las pruebas están lejos de ser concluyentes y se necesita más investigación sobre los efectos del tiempo de pantalla en los niños (Stiglic, 2019). Esta base de evidencia mixta ha llevado a recomendaciones poco claras y contradictorias en torno al tiempo de pantalla para los niños.

La dificultad radica en que lo que constituye el «tiempo de pantalla» cambia constantemente. Esto se debe a que las nuevas tecnologías, como las tabletas, los teléfonos inteligentes y las aplicaciones, plantean exigencias diferentes a la mente en desarrollo que la televisión.

Un niño de 4 meses viendo la televisión

Hoy en día, la televisión es mucho más que programas de televisión. Hay DVD, vídeos en streaming, videojuegos y mucho más. Los niños no sólo se exponen a la televisión, sino también a los ordenadores, los teléfonos inteligentes, los iPads, los reproductores de DVD portátiles… y la lista continúa. ¿Es todo este tiempo de pantalla y televisión malo para los niños?

Lee más  ¿Cuáles son las características que definen a tu familia?

Puede haber contenidos entretenidos, y a veces educativos, para los niños en la televisión. Sin embargo, el exceso de cualquier cosa no es bueno para ellos, y esto se aplica ciertamente a la televisión. Estas son algunas de las advertencias que debes tener en cuenta a la hora de controlar los hábitos televisivos de tus hijos.

Cada vez está más claro que el aprendizaje a través del juego creativo, especialmente con otros niños, es la piedra angular del desarrollo infantil. Ver programas, aunque entretenidos, es pasivo y no hace que tus hijos se involucren al máximo.

Vea con su hijo programas adecuados a su edad, con moderación. Intenta no utilizar la televisión o el ordenador como niñera durante horas. Esto te permite ver lo que está viendo y te da margen para comentarlo con él.

Un niño pequeño viendo la tele

Con las nuevas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de que los padres no deben permitir que los bebés menores de 2 años pasen tiempo frente a la pantalla -y deben limitarlo seriamente en el caso de los menores de 5 años-, es probable que te preguntes: ¿Hasta qué punto es malo que los bebés vean la televisión? Hemos hablado con expertos para conocer sus opiniones.

Para empezar, probablemente ya sabías que la televisión no se considera «saludable» para la mente de tu hijo. Sobre todo si se compara con la lectura de libros (o con que le lean). Pero, a menos que lleves una vida aislada y sin tecnología (en cuyo caso, ¡bien por ti!), es probable que tus hijos estén expuestos a la televisión en algún momento. Dicho esto, las recomendaciones oficiales sobre cuánto es demasiado parecen variar constantemente.

Lee más  ¿Cuáles son las 3 etapas de la infancia?

La Academia Americana de Pediatría, por ejemplo, recomendó durante mucho tiempo que los padres mantuvieran a los niños menores de 2 años alejados de todas las pantallas (sí, eso incluye smartphones, televisores, tabletas y ordenadores) en todo momento. En 2016, sin embargo, modificaron esas directrices y aconsejaron que los niños menores de 18 meses debían evitar todas las pantallas, con una excepción: los chats de vídeo en directo. En cuanto a los niños de 18 a 24 meses, la organización dijo que un poco de televisión está bien, siempre y cuando sea «programación de alta calidad». Además, la verdadera advertencia: los padres deben ver la televisión junto con sus hijos para que puedan hablar sobre la programación y ayudar a los niños a entender lo que están viendo, dijo la AAP en un comunicado de prensa.

Bebés con tiempo de pantalla

Un gran número de padres hace caso omiso de las advertencias de la Academia Americana de Pediatría y permite que sus hijos muy pequeños vean la televisión, los DVD o los vídeos, de modo que a los tres meses de edad el 40% de los bebés son espectadores habituales.

El estudio es el primero que analiza la trayectoria del visionado de medios en los dos primeros años de vida y explora el contenido de lo que se ve. La investigación también explora las razones de los padres para permitirlo.

«La exposición a la televisión resta tiempo a actividades más apropiadas para el desarrollo, como que un padre o un cuidador adulto y un bebé jueguen libremente con muñecas, bloques o coches», dijo Frederick Zimmerman, autor principal del estudio y profesor asociado de servicios de salud de la UW.

Lee más  ¿Cuál es la ley de la infancia y la adolescencia?

«Aunque ver la televisión de forma apropiada a la edad adecuada puede ser útil tanto para los niños como para los padres, se ha demostrado que ver la televisión en exceso antes de los 3 años se asocia con problemas de control de la atención, comportamiento agresivo y desarrollo cognitivo deficiente». El visionado temprano de la televisión se ha disparado en los últimos años, y es uno de los principales problemas de salud pública a los que se enfrentan los niños estadounidenses.»